¿Cómo proteger tu piel durante el invierno con productos a base de agave? - The iidea Company
  • ¿Cómo proteger tu piel durante el invierno con productos a base de agave?

    ¿Cómo proteger tu piel durante el invierno con productos a base de agave?

    ¿Cómo proteger tu piel durante el invierno con productos a base de agave?

    Aunque es recomendable tener un adecuado cuidado de la piel durante todo el año, el invierno trae consigo condiciones que pueden deteriorar la salud de la epidermis y resecarla. Y es que cuando la temperatura baja, nuestra piel resiente el cambio brusco del clima y la exposición directa al viento y al frío típicos de la temporada.

    Con el invierno, muchas personas comienzan a sufrir molestias en la piel del rostro o de las manos principalmente. Por suerte, existen distintos productos que ayudan a evitar que la piel sufra en exceso y eludir posibles trastornos médicos en estas fechas.

    Aunque es complicado evitar al 100% el efecto del frío, hay circunstancias que pueden ayudar a esquivar el malestar. La prevención es necesaria en personas que tengan predisposición a la piel seca o que presenten afecciones como dermatitis atópica.

     

    Beneficios del agave para cuidar la piel

    El agave es conocido desde la antigüedad por ser una fuente poderosa de belleza y salud para la piel.

    Según la Red Temática Mexicana para el Aprovechamiento Integral Sustentable y Biotecnología de los Agaves (AGARED), las propiedades curativas y emolientes de esta planta, sobre todo en su variedad azul, ayudan a mantener la salud de la piel.

    En cuanto al cuidado de la piel, las propiedades del agave son distintas: En los tratamientos cutáneos, actúa como un antiséptico natural que elimina microorganismos que generan suciedad e infecciones además de ayudar a hidratar la piel. 

    El néctar de agave ayuda a restablecer el equilibrio natural de las bacterias de la piel, inhibiendo el crecimiento de bacterias patógenas, ayudando a conservar la barrera de la piel logrando un equilibrio fisiológico.

    Gracias a los altos contenidos de fructosa y glucosa que contienen los néctares de los agaves, la piel puede mejorar sus capacidades de retener la humedad de forma muy efectiva; de la misma manera que le permiten a la planta a retener agua en los climas semi-áridos de los que es originaria. La fructosa de los agaves, además, ayuda a proteger a las células de las agresiones provocadas por la exposición prolongada al sol.


    Diferentes estudios de las sustancias extraídas de los agaves han demostrado que ayudan a incrementar la síntesis de colágeno, que proporciona elasticidad y da estructura a la piel. Esto provoca un efecto anti-envejecimiento muy eficaz.

    Las soluciones de The Iidea Company pueden aplicarse en distintos productos cosméticos con procesos orgánicos y veganos como cremas, mascarillas y aceites. Nuestros productos cuentan con extractos 100% naturales de agave y cumplen con certificaciones orgánicas y de responsabilidad social y medio ambiente.

    ¡Descúbrelos!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *